Para determinar quién es el campeón o cronometrar una partida de carambola.